Banquetas Y Pisos De Todos Colores

De camino por San Pedro de las Colonias, no hay nada más alegre y pintoresco que las banquetas de nuestra ciudad, todas son muy diferentes, ya descubres que no hay una igual o que cada quién le pone su “toque” que las distingue.

Desde las de colores en el cemento pintado de rojo, amarillo, hasta las de diseños únicos y más vistosas como las de losas de marmol / granito, vitropiso o azulejos.

De flores, rombos, hexágonos, con grecas, o formando rectángulos en salas de estar, de mosaicos formando figuras, círculos en patios o áreas abiertas – como símbolo de protección y reflejo del cosmos -.

Y oh, no se diga de las muy lisas que se vuelven muy resbalosas por tanta tierra que hay en mi querido “San Polvo”.

Por lo general, verás que en casi todas las ciudades de nuestro México las banquetas las hace el gobierno municipal todas iguales, grises, bajo una norma, pero no es el caso en San Pedro, aquí cada quien “limita” su espacio con una banqueta a su “gusto” o de lo que le sobró al construir los pisos interiores de su casa, baño o cochera, hasta llegar a los emblemáticos de nuestra ciudad, como es el piso también de la de la Iglesia de San Pedro o como lo fue la Plaza de Armas hasta su remodelación.

Pisos de Marmolería

Parte de nuestra imagen urbana son los pisos y banquetas de nuestro querido San Pedro De Las Colonias, caminar por sus calles nos muestra su trabajo artesanal de pisos que se usan aún en casas y calles hechos una a uno de mármol y marmolina, con cemento blanco o gris, aceite de linaza para que no se pegue al molde, colores y diseños únicos, estos se comprimen con prensas, se dejan fraguar y en remojo en agua por cerca de dos semanas para lograr mayor firmeza.

Indistintos en las calles

El vitropiso se utiliza en los pisos de nuestras casas, cuenta con protuberancias para no resbalar, es más grueso y resistente, y en tanto, el azulejo es para baños, liso por lo general y más delgado, su uso es más bien decorativo.

Pero aquí, en San Pedro de las Colonias, todo sirve para un buen piso… como el cliente pida, el mío es rojo y al verlo siento que he llegado a casa.

Comparte esta nota en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top